Equipamiento (ii): Calcetines para Senderismo

Calcetines para Senderismo

En la primera entrega de esta serie comentaba que para mí el material más importante es el calzado. Pero un buen calzado de nada sirve si no se le acompaña de unos calcetines adecuados.

¿Qué buscamos en unos calcetines de senderismo? Es importante que se ajusten bien al pie, a fin de que no queden arrugas que acaben produciendo las temidas ampollas. Lo mismo sucede con las costuras, no debe haber rastro de ellas. Y por supuesto, es muy importante que mantengan el pie lo más seco posible, evacuando toda la humedad hacia el exterior (de nuevo, para evitar la aparición de ampollas). En este último cometido, es necesaria la colaboración de un calzado que transpire.

Personalmente (no es una recomendación, simplemente mi caso), suelo llevar zapatillas tipo trekking, en lugar de botas de montaña.

Un buen consejo: llévate un par de calcetines de repuesto. Aunque al final no lo utilices, nunca está de más.

Es recomendable usar calcetines de fibras sintéticas, ya que favorecen la eliminación del exceso de humedad producida por la transpiración natural del cuerpo.

Un ejemplo de estos calcetines podrían ser los Diosaz raid 100. Personalmente, tengo muy buena experiencia con este tipo de calcetines. En una ruta larga, en la que estuvo lloviendo durante todo el día, me mantuvieron el pie prácticamente seco. A pesar de que el agua me había calado en la zapatilla. Pude evitar las dolorosas ampollas.

Estos consejos se aplicarían al terreno de la media montaña alicantina y terrenos similares. Si nos vamos a la alta montaña, hay un nuevo factor a considerar: el frío. Además de los requisitos ya comentados, necesitamos un calcetín que mantenga el pie caliente.

En la composición de éstos calcetines tenemos presencia de lana, que ayuda a mantener una temperatura adecuada. Además como vemos son más altos: estamos hablando de unos calcetines que usaremos acompañados de una bota de montaña, necesaria para protegernos del frío y de la posible nieve. Aquí ya no vale ir con zapatillas.

Y bueno, creo que básicamente eso es todo. Personalmente, no soy muy amante de “inventos raros” como llevar calcetines dobles y cosas así. Y tú, tienes algún consejo infalible sobre los calcetines para senderismo?

Compártelo con nosotros!