Senderismo, Trekking y Montañismo, ¿conoces las diferencias?

asolo-senderismo-trekking-01

Hoy me gustaría hacer un repaso a tres términos entre los cuales muchas veces hay confusión. Pienso que es importante aclarar los conceptos, así que voy a tratar de hacerlo. Como siempre, serán bien recibidas vuestras aportaciones y comentarios, para completar el artículo entre todos/as. Vamos allá:

Senderismo

Como su propio nombre indica, consiste en la realización de rutas a pie por senderos balizados y/o homologados, de forma no competitiva. Una de sus metas es el conocimiento del medio natural y patrimonio cultural de la zona en la que se practica, y por ello se puede decir que es una simbiosis entre deporte, cultura y medio ambiente. Se ha demostrado que el senderismo aporta múltiples beneficios a las personas. En inglés se denomina Hiking.

Características generales de las rutas de senderismo:

  • Senderos balizados y/o homologados en media / baja montaña
  • Dificultad: Fácil / Media
  • Duración: rutas que pueden completarse en una jornada (habitualmente)
  • Material: el previsto / necesario durante el día
  • Mochila usada: 20-30 litros de capacidad

 

Trekking

trekking asolo

El trekking, a diferencia del senderismo, implica rutas que requieren de varias jornadas para completarse, con un nivel de dificultad más alto, ya que habitualmente se realizan en terrenos de alta montaña, o bien en lugares remotos y de difícil acceso. Los caminos empleados pueden estar señalizados o no. Implica también un mayor nivel de autosuficiencia, por lo que requiere utilizar una mochila de mayor capacidad, además de un equipo más técnico que permita adaptarse a las inclemencias del tiempo. Las pernoctas entre etapas se pueden realizar en refugios de montaña, o bien en tienda de campaña o vivac.

El origen del término trek se remonta a los años ochenta: los treks eran (y son) las largas caminatas de aproximación a la base de las montañas, que realizan los alpinistas que desean ascenderlas, en zonas como el Himalaya o los Andes.

Características generales de las rutas de trekking:

  • Todo tipo de senderos, habitualmente en zonas de alta montaña. También rutas sin senderos ni caminos trazados
  • Dificultad: Media / Alta
  • Duración: rutas que requieren de varias jornadas para completarse
  • Material: más técnico y que permita adaptarse a posibles inclemencias del tiempo
  • Mochila usada: 40-60 litros de capacidad
  • Ver artículo: preparar tu mochila para un trekking de varios días

 

Montañismo

De forma general, se podría decir que el montañismo es la actividad deportiva que consiste en la ascensión y descenso de montañas. El montañismo se lleva a cabo en zonas de alta montaña, que en España son aquellas situadas por encima de los 2.000-2.500 metros de altura. En las zonas de alta montaña las condiciones climatológicas y ambientales son extremas, y por tanto hay un riesgo para la salud de las personas. El montañismo no es una simple actividad deportiva, sino que conlleva una gran componente exploratoria, heredada del espíritu innato del ser humano de descubrir nuevos territorios.

El montañismo se origina en los Alpes al final del siglo XVIII, de ahí que uno de sus sinónimos sea alpinismo.

Dentro del montañismo se engloban multitud de actividades específicas, como puedan ser el barranquismo, escalada en hielo, esquí de montaña… Por ello hay una gran variedad de materiales a utilizar. La duración de la actividad también puede ser muy distinta dependiendo de la especialidad.

Características generales de las actividades de montañismo:

  • Zonas de alta montaña
  • Dificultad: Alta o Muy Alta
  • Duración: una o varias jornadas
  • Material: muy técnico y adaptado a condiciones invernales
  • Mochila usada: 30-100 litros de capacidad, dependiendo de la actividad

 

Libros Recomendados:

 

Fuentes consultadas:

Fotografías del artículo: Asolo

Preparar tu mochila para un trekking de varios días

Consejos para preparar un trekking de varios días o viaje mochilero

Decidir qué llevar en tu mochila para una caminata de varios días puede ser una tarea complicada. Si cargas más de la cuenta, empezarás a resentirte desde el primer día. Por otra parte, si te olvidas de algún elemento importante puede que tu viaje sea menos placentero de lo esperado.

Aquí te ayudamos con algunos consejos para que te resulte más fácil decidir qué llevar en tu mochila para una ruta senderista de varios días. Empezamos!

1. La Mochila

El material que vas a llevar contigo estará determinado por la duración del viaje con mochila, la capacidad de la mochila y el peso que puedas llevar de forma cómoda. Vamos a centrarnos en un trekking de varios días y partiremos de la base de que usamos una mochila de 60 litros, como la Osprey Aether AG 60. Esta mochila ya viene equipada con su propio protector para la lluvia, pero hay unos cuantos accesorios adicionales que puedes tener en cuenta para complementar tu mochila:

  • Bolsa estanca interior: si la lluvia es una posibilidad seria en tu caminata, considera llevar una (o varias) de estas en tu mochila. Te servirán para mantener tu ropa seca, pero también para llevar más organizado tu equipo, guardar la ropa sucia o mojada, etc. Son muy ligeras así que no suponen un peso extra.
  • Drysacks: similares a las anteriores, pero con un nivel de protección superior frente al agua.
  • Mochila ultraligera plegable: en ocasiones es posible que dejes tu mochila principal en refugios de montaña o albergues, y vayas a realizar una pequeña excursión o visitar un pueblo. En estos casos, te vendrá muy bien contar con una mochila plegable ultraligera, para llevar dinero, ropa de abrigo extra, smartphone y demás utensilios de uso frecuente.
  • Sistema de hidratación de gran capacidad (3 litros): para trekkings en zonas remotas o en autosuficiencia seguramente vas a necesitar llevar una cantidad de agua importante, de al menos 3 litros. Recuerda que la hidratación constante y adecuada es una parte fundamental para disfrutar de un trekking de varios días.

 

2. ropa de trekking

Es importante llevar la ropa adecuada al clima en el que te vayas a mover, y tener claras las características de la estación del año en ese lugar. Por ejemplo, si viajas a una zona donde haya temporada de lluvias tendrás que tenerlo muy presente a la hora de confeccionar tu equipo. De igual forma, si viajas a una zona calurosa y con temperaturas extremas, tu equipo deberá ser el adecuado para dichos rigores. No dejes nada al azar. Aquí van algunas recomendaciones:

  • Calzado de montaña: botas o zapatillas de trekking. Haz tu elección en base a las temperaturas y las condiciones climatológicas esperadas. Recuerda llevar siempre un calzado para descansar después de las caminatas, y unas chanclas si has de ducharte en zonas públicas.
  • Calcetines de trekking: junto con el calzado, una de las partes más importantes del equipo. Es muy importante que sean transpirables, cómodos, y que no te produzcan ampollas.
  • Polainas: además de ser imprescindibles en caminatas invernales, también puede ser muy útiles en zonas embarradas o muy húmedas: te ayudarán a mantener tus botas y calcetines secos
  • Capa base (sistema de capas): siempre es importante que la capa base de nuestra vestimenta sea transpirable, tanto si nos vamos a mover en temperaturas cálidas como frías. Si tu capa base no es capaz de expulsar la humedad fruto de tu transpiración puedes tener problemas como frío o rozaduras.
  • Capa intermedia: la capa intermedia será la encargada de aportar el calor que tu cuerpo necesite, además de continuar con la función de ventilación que comenzó la capa base. Una vez más, elige en función de la climatología esperada.
  • Capa exterior: esta tercera capa te protegerá del viento y de la lluvia. Hablamos normalmente de membranas transpirables e impermeables, unas prendas muy versátiles debido a su capacidad de protección y ligereza.
  • Pantalones: una buena opción pueden ser unos pantalones desmontables (lo habitual es mediante cremalleras), que te servirán en situaciones variadas. No olvides unos sobre-pantalones impermeables para colocar sobre los primeros si el riesgo de lluvia es alto.
  • Poncho: es una buena opción para protegerte de la lluvia,  pero solo en casos donde te vayas a mover por terrenos fáciles.

3. material base

Tu material base será el que te aporte la confianza para sobrevivir al día a día durante el trekking o viaje mochilero, tanto en los momentos de placer como en los momentos difíciles.

  • Mapa: no importa lo mucho que conozcas el terreno, o cómo de fiable te parezcan los elementos tecnológicos de orientación. Lleva siempre un mapa contigo durante una travesía de varios días.
  • Brújula: lo normal es que ocupe muy poco espacio y sea muy ligera, por lo que correr el riesgo de no llevarla seguramente no te va a compensar. Nunca sabes cuándo puedes necesitarla.
  • Kit de primeros auxilios: puedes comprarlos ya confeccionados, o hacerlo tú mismo. Recuerda incluir algunos protectores de ampollas y tabletas purificadoras de agua, entre otros elementos.
  • Encendedor de supervivencia: es muy reconfortante encender una hoguera en el campamento del final del día, pero presta atención a la normativa, ya que en muchos sitios está prohibido encender fuego.
  • Material de aseo/higiene: cepillo de dientes, desodorante (¿has probado el de piedra de alumbre?), vaselina para las rozadoras, jabón, crema solar, etc.
  • Linterna / frontal: una de las piezas imprescindibles que no puede faltar en tu equipo base. Hoy en día las hay que funcionan a pilas o con baterías recargables.
  • Saco de dormir: escógelo en función del rango de temperaturas en el que te vayas a mover
  • Esterilla aislante: un componente esencial, junto con el saco de dormir. Considera la opción de escoger una esterilla hinchable para mayor comodidad.
  • Tienda de campaña: si has de cargar con ella, asegúrate de que sea un modelo ligero, pero que a la vez proporcione la seguridad necesaria
  • Navaja multiusos: sin duda, imprescindible. Nunca sabes cuándo te va a sacar de un apuro.
  • Otros elementos: cordino, cinta adhesiva, GPS, batería externa para smartphones, gafas de sol, repelente de insectos…

4. Esenciales de Viaje

Estos son algunos elementos esenciales que realmente hacen honor a su nombre. Asegúrate de tenerlos listos antes de iniciar tu trekking o viaje.

  • Seguro de Viaje: para proteger tu equipo, tu cartera, y lo más importante: tú
  • Vacunas: infórmate de si son necesarias en el lugar al que vas a viajar
  • Pasaporte actualizado: además te recomendamos llevarlo fotocopiado y guardado de forma separada, y escaneado en tu smartphone
  • Un amigo o familiar: no, no hace falta que lo lleves en la mochila, pero siempre es recomendable contar a alguien tus planes para que sepa donde buscarte en caso de emergencia, sobre todo si vas a hacer el trekking o viaje en solitario.

 

Y tú, qué añadirías a la lista? Gracias por comentar, y que disfrutes de la caminata!!

Nota: este artículo es una traducción y adaptación, aportando mi propia experiencia, de un artículo original publicado en el blog de Osprey, en inglés.