5 Consejos Pre-Camino de Santiago

No, en este artículo no te voy a hablar de material para el Camino de Santiago. Para eso ya publiqué el artículo con mi lista de equipamiento para la Ruta Jacobea. Tampoco te voy a hablar de preparación física. En todo caso, de preparación mental. Pero ni siquiera eso.

En este artículo te voy a hablar de consejos inmateriales, por llamarlo de alguna forma. Recomendaciones sobre la forma de afrontar el Camino.

Están basados en mi experiencia personal, y eso significa que puedes estar de acuerdo o no; que te pueden gustar o no. Pero bueno, me apetecía mucho compartir contigo estas sugerencias, porque mi paso por el Camino fue una experiencia vital maravillosa, y pienso que lo fue en gran parte por hacerlo de esta manera. Pero cada persona y cada Camino es único, así que puede que estas sugerencias no sirvan para ti.

En cualquier caso, allá van mis 5 Consejos Pre-Camino de Santiago:

1. Empieza por el Principio

En los últimos años, con la popularización del Camino, hay mucha gente que se lanza a hacer los últimos 100 kilómetros, para así conseguir la Compostela, y tener la sensación de haber acabado el Camino. En mi opinión, es un error. Por varios motivos:

  • En tu vida… tiendes a empezar las cosas por el final? Seguramente, no. Así que… ¿por qué hacerlo en el Camino?
  • Esos últimos 100 kilómetros son los más masificados. Porque es a dónde va la mayoría de la gente que quiere acabar el Camino. Porque es donde confluyen varios caminos (el Francés, el del Norte, el Primitivo…).
  • Además de ser los más masificados, son los menos auténticos (consecuencia derivada de la anterior). Hay mucha gente que va a hacer esos últimos kilómetros como unas vacaciones. Está genial, cada uno puede elegir su manera de hacer el Camino, pero pienso que esta no es la manera más “auténtica” de afrontar esta experiencia.

Así pues, si vas a hacer el Camino Francés, empieza en Roncesvalles o en Saint-Jean-Pied-de-Port. Si vas a hacer el Camino del Norte, empieza en Irún. Empieza por el principio. Si no te da tiempo a acabar, tienes la excusa perfecta para regresar al año siguiente. Y es que las grandes hazañas, requieren de tiempo para completarse. Y eso hace que sean más grandes, y que cuando se completan, el sabor de boca que dejan sea todavía mejor.

 

2. Tómate todo el tiempo posible

En mi opinión, lo ideal es hacer el Camino del tirón. Usando un mes, dos meses, o los que necesites. No es fácil encontrar tanto tiempo, lo sé. En esta vida super-ajetreada que vivimos, resulta complicado sacar tanto tiempo para una sola tarea. Pero pienso que merece la pena, por varias razones.

  • Desconexión del ajetreo del mundo, conexión con uno mismo. Muchas personas se van al Camino buscando reencontrase a sí mismas, tras haber pasado una situación traumática, como dejar su relación, su trabajo, etc. Conectar contigo mismo requiere tiempo. Una semana puede no ser suficiente. Dos, no están mal; pero un mes siempre será mucho mejor. Concédete el lujo, el privilegio, de tomarte el tiempo necesario, y poder completar el Camino de una sola vez. Será una experiencia que nunca olvidarás.

3. Hazlo Solo/a

En realidad, nunca estarás solo. Solo cuando tú así lo quieras. Porque desde el primer día conocerás a gente. Pero yendo solo/a, siempre tendrás la opción de vivir un momento de soledad cuando así lo necesites. Además, ir solo te permitirá abrirte por completo a la experiencia del Camino, abrirte a conocer gente nueva.

  • El Camino es perfecto para atreverte al vencer el miedo de viajar solo/a: todo está muy “atado”, no hay nada de qué preocuparse, simplemente caminar, comer, y dormir. Siempre sabrás el camino a seguir, las etapas, el siguiente pueblo, los sitios donde dormir… No hay peligro, no te puedes perder… Atrévete a ir solo/a!!

 

4. Improvisa

En relación con lo anterior, el Camino es el lugar perfecto para soltar el control. Déjate sorprender por el Camino, déjate sorprender por la vida!!

Te pongo un ejemplo basado en mi experiencia: cuando llegué a León (por el Camino Francés), decidí que quería conocer Asturias, y opté por tomar el Camino del Salvador hasta Oviedo. Una vez allí, disfruté de un par de días de turismo, y después retomé mi aventura por el Camino del Norte. Más tarde, pude coordinarme con algunos de los amigos que había hecho en el Camino para reencontrarnos en Santiago.

  • Si vas con tiempo de sobra (punto 2), y más fácilmente si vas solo (punto 3) podrás improvisar. Y te aseguro que te sorprenderás con lo que la vida te va a deparar en el Camino.
  • Concédete el lujo de caminar un día solamente 5 kilómetros, cuando tus piernas digan basta.
  • O de pararte en ese pueblo tan precioso que tanto te ha gustado, para hacer un poco de turismo.
  • O elige quedarte más tiempo del previsto en Burgos, para esperar a que tus amigos se recuperen de sus ampollas.

Suelta el control, déjate fluir, y verás que comienzan a pasar cosas maravillosas…

5. Encuentra tu propio Camino

Hay muchas opciones a la hora de hacer el Camino. ¿Te las has planteado todas? ¿A pie, en bici, o a caballo? ¿Te has planteado empezar desde la puerta de tu casa, o desde tu ciudad natal? ¿O hacer el Camino Francés al revés? O empezar en algún punto de Europa? ¿Portugal?

Al final, el mejor consejo, es que te dejes guiar por tu propia intuición, y que escojas aquello que más te apetezca, aquello que te pida el cuerpo, por descabellado que pueda parecer. Como realizar una etapa por la noche, a la luz de la Luna (experiencia propia que tuve la enorme suerte de vivir durante mi Camino).

Atrévete, y disfruta del Camino a tu manera!! Será una experiencia única, garantizado!!

 

Quiero saber tu opinión!

Qué consejos añadirías a la lista? ¿Estás de acuerdo con los expresados? Me encantará escucharte (y también a los otros lectores), deja un comentario!

 

Valoración del artículo

Te ha gustado este artículo? Gracias por dejar tu valoración y ayudar a otros usuarios!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 4,71 de 5)

Cargando…

Suscríbete si te ha gustado

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir los nuevos artículos en tu email. No enviamos spam ni compartimos tus datos.

También te puede interesar...

¿Puedo ayudarte?

Fernando Prieto

Envíame un mensaje o escríbeme un email con tus dudas, estaré encantado de ayudarte!

Hola! Soy Fernando, el autor de este blog. Amante del senderismo y la montaña desde el año 2002, cuando empecé a practicarlo. Autor también del blog de rutas de senderismo LinkAlicante desde hace más de 10 años.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.