6 Formas de potabilizar el agua durante un Trekking

Mantente hidratado durante tus trekkings o viajes de aventura con estas opciones de purificación y filtración de agua

Durante una ruta de senderismo larga, especialmente si es de varios días (los conocidos como trekkings), la hidratación se vuelve un aspecto clave, algo que no podemos descuidar. Aportar a nuestro organismo la cantidad de agua necesaria será vital si queremos llevar a buen término nuestro trekking, evitando lesiones, agotamiento físico o golpes de calor.

Una ruta de varios días puede suponer acarrear mucho peso en forma de líquido elemento en nuestra mochila. Pero aún así, habrá ocasiones en las que no será suficiente, al no poder recargar nuestros depósitos en fuentes de agua potable. Es en estos casos donde se hace imprescindible contar con un sistema de filtración o purificación de agua, ya que si bebemos directamente el agua de arroyos o estanques, nos arriesgamos a contraer una temida gastroenteritis, la cual no haría sino agravar nuestro estado de deshidratación.

Las opciones para filtrar y purificar el agua durante un trekking se basan en su sencillez de uso y en su ligereza, puesto que habremos de cargar con el sistema escogido durante todos los días que dure nuestra caminata. Tenemos opciones que van desde filtros ultraligeros, hasta purificadores UV de alta tecnología. Aquí analizaremos 6 opciones populares para purificar el agua durante una ruta, para que puedas mantenerte hidratado y feliz en tu próximo trekking o viaje de aventura.

 

1. Hervir el agua

Hervir agua antes de beberla es una de las maneras más fiables de purificar el agua y hacerla potable. La regla básica es asegurarse de llevar el agua a ebullición durante 1 minuto a altitudes bajas, y 3 minutos a altitudes superiores a 2000 metros. La ebullición eliminará bacterias, protozoos e incluso virus. La desventaja es que usarás el combustible para cocinar y tendrás que esperar a que el agua se enfríe.

  • Recomendado para: agua con sedimentos, ya que estos se asentarán durante la ebullición, lo que te permitirá sacar agua clara de la parte superior
  • Equipo recomendado: Hornillo MSR Windburner, o bien el clásico Jetboil Flash, del que ya hemos hablado antes

 

 

2. Pastillas potabilizadoras de agua

Los métodos de purificación química no pesan casi nada y son lo suficientemente pequeños como para guardarlos en tu botiquín de primeros auxilios, de modo que siempre tendrás una forma de purificar el agua en el camino. Tradicionalmente, los excursionistas usaban tabletas de yodo, pero el yodo no era capaz de eliminar el Cryptosporidium y también dejaba el agua amarilla y con un sabor raro.

Hoy en día se usan más las tabletas de dióxido de cloro, que purifican el agua con una forma muy activa de oxígeno a medida que se disuelven. La desventaja es que necesitan esperar 30 minutos para que las tabletas neutralicen eficazmente todos los agentes contaminantes.

 

3. Purificador de agua de Luz Ultravioleta (UV)

Los purificadores ultravioleta neutralizan bacterias, protozoos y virus con rayos UV. Llena una botella de agua de boca ancha tipo Nalgene, introduce el purificador de luz ultravioleta durante 90 segundos y tendrás agua purificada. Asegúrate antes de utilizar un pre-filtro para agua turbia y de llevar baterías de repuesto para el purificador UV.

  • Lo mejor para: aventuras internacionales y cuando los virus son una preocupación.
  • Equipo recomendado: Purificador UV SteriPen

 

 

4. Filtro portátil de succión / presión

Los filtros portátiles “de succión” ofrecen una solución de filtración personal liviana. Hay varias opciones populares disponibles, desde “pajitas” que permiten beber agua directamente de una fuente de agua, o que incluyen una botella de compresión opcional que se conecta al filtro para que pueda hacer pasar el agua a nuestros contenedores por presión. También se pueden conectar a la bolsa de hidratación clásica tipo “camelbak”.

La mayoría de los filtros en esta categoría filtran las bacterias y los protozoos a través de los poros microscópicos en los medios filtrantes, generalmente de 0.2 micrones o menos, pero no eliminan los virus.

  • Lo mejor para: Excursiones de un día y como fuente de agua personal ultraligera.
  • Equipo recomendado: Filtro portátil Sawyer

 

 

5. Bomba de filtrado portátil

Los filtros de agua tipo bomba son básicamente los mismos que los de “succión y/o presión”, pero con el añadido de un mecanismo de bomba conectado. Esto permite filtrar rápidamente grandes cantidades de agua. Los filtros tipo bomba pueden requerir mantenimiento y también pueden resultar algo más caros. La mayoría de los filtros de bomba se encargan de las bacterias y los protozoos, pero algunos modelos de gama superior eliminan los virus al incluir resina de yodo dentro del filtro.

 

Y tú, ¿qué sistema de purificación de agua sueles utilizar en las salidas?

Anímate a dejar tu aportación en los comentarios, y que disfrutes de tus rutas!

Nota: este artículo es una adaptación de un post publicado en Cloudline (en inglés).

Valoración del artículo

Te ha gustado este artículo? Gracias por dejar tu valoración y ayudar a otros usuarios!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

Suscríbete si te ha gustado

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir los nuevos artículos en tu email. No enviamos spam ni compartimos tus datos.

También te puede interesar...

¿Puedo ayudarte?

Fernando Prieto

Envíame un mensaje o escríbeme un email con tus dudas, estaré encantado de ayudarte!

Hola! Soy Fernando, el autor de este blog. Amante del senderismo y la montaña desde el año 2002, cuando empecé a practicarlo. Autor también del blog de rutas de senderismo LinkAlicante desde hace más de 10 años.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.